blog image

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA, ABOGADOS Y UN EPITAFIO

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA, ABOGADOS Y UN EPITAFIO SUPREMA CORTE DE JUSTICIA, ABOGADOS Y UN EPITAFIO

De acuerdo con el artículo 154 de la Constitución de la República, la Suprema Corte de Justicia le corresponde exclusivamente actuaciones en jurisdicción privilegiada, casación y ahora, presidir, mediante el Art. 2 de la Ley 28-11, el Consejo del Poder Judicial, como órgano constitucional de administración y disciplina del Poder Judicial del país, sin perjuicio de las demás atribuciones que le confiere la ley y el ediosamiento del puesto. Sin embargo, no conforme con esto, el complejo de santidad que otorga la posición, la Meritísima S. C. J., ahora (28/12014) se dedica a fabricar leyes para, supuestamente controlar la profesión de abogados. Olvida la S.C.J., que la carrera de abogado, como cualquier otra, inicia por las universidades, las cuales están sujetas a un pensa (pensum), que debe estar fiscalizado por el MESCYT . Incluso, soslayan, al Colegio de Abogados, demostrando, que esta es una entidad gremial inoperante, política y sin ningún voto para decidir sobre proyectos de leyes. Ahora bien, sería bueno saber, si en su condición de abogados, los jueces también se someterán a la camisa de fuerza que intenta someter la Honorable S.C. J. a los abogados o serán los nuevos privilegiados y quienes estarán por encima de conocimientos de las leyes y del derecho en el país. Observemos el epitafio que desea escribir en la tumba del derecho, la S. C. J.: para ejercer el derecho, se deberá realizar una pasantía de dos años y pasar un examen de reválida. – queriendo garantizar que con tres años mas de carrera, salgan mejores profesionales - ¿Por qué no revisar la caterva de leyes y procedimientos y los diques de contención judicial que dificulta la profesión de abogado?¿porque la H.S.C.J. no investiga el estancamiento de la justicia en todos ámbitos? Este es el epitafio jurídico de la S.C.J. a los abogados. Si el objetivo es lograr mas conocimiento y mayor practica judicial. Eso esta muy bien, lo que no entiendo es porque no se incluyen estas iniciativas y los programas de estudios de cada universidad. Por lo visto no se piensa en el estudiante, que luego de pasar su pensum, tendría que pasar dos años mas de estudio practico o pasantía mas probablemente un año para hacer una supuesta revalida. Todo a través de una Ley. Lo grande es, que para el atropello de la revalida será creada un “comisión” integrada por todo el Poder Judicial incluyento la PGRD excepto el invisible Mescyt. Cuanto invento para reducir la clase profesional de abogacía y escribir su epitafio definitivo con una Ley, que debe ser rechazada con toda energía. Pero todo no queda ahí, los abogados en ejercicio, establece el epitfio, deberá someterse a los cinco años una nueva revalida y a mas de 600 horas de educación continuada por año. Dios mio, so pena de inhabilitarlo, piesen H. jueces, que un abogdo, no posee un gremio efectivo, que salga en su defensa, que es un profesional indepqndiente, que no cotiza para un seguro medico, que no possee plan de jubilcion, no posee lugar de esparcimiento para su familia, ni salario fijo, que le pasan meses sin trabajar un caso, y ahora con una ley cuyo verdadero objetivo es reducuir el ejercicio del derecho en el país y su consecuente eliminacion. Hay que decirle NO a esta burla e irrespeto a la clase. !Que pena que no estemos verdaderamente organizados los abogados dominicanos¡ COMO ATACAR LOS INCIDENTES CIVILES COMO ATACAR LOS INCIDENTES EN MATERIA CIVIL Desde el punto de vista del derecho, el incidente es un tema o argumento diferente al objetivo principal de la demanda en un juicio, pero vinculado con la demanda en sí. Es una estrategia que el demandado lanza al demandante, muchas veces para ganar tiempo o dilatar el proceso. En nuestro país suele llamársele chicana y al abogado que lo usa chicanero, aunque despectivamente, los incidentes son útiles para llevar más transparencia al caso. Se dice, que el incidente es un litigio accesorio al procedimiento judicial principal y es necesario, puesto, que obliga al juez o tribunal a decidir y resolver lo pedido, a través de una sentencia interlocutoria o auto. Los incidentes, se presentan in liminis litis, es decir antes de conocer el fondo y se sugiere en el mismo inicio de la primera audiencia, aunque esto no es limitativo, porque se pueden presentar en el curso de otras audiencias, aun en todo estado de causa, como lo es la petición de inadmisibilidad. Algunos de estos incidentes, se encuentran en los actos mismos de los alguaciles, en la redacción de la demanda, en los plazos de ley, la notificación, las partes, calidades, ubicación, domicilio, competencia en razón de la materia y de las personas, por otra parte, son incidentes también, la comunicación de documentos, aunque sea de derecho, las demandas reconvencionales, accesorias o nuevas, impugnación de pruebas, la recusación del juez o de un testigo y el pedido de aplazamiento del proceso son algunos de los incidentes que pueden surgir durante la audiencia. El incidente puede resolverse de plano, es decir, cuando el juez decide sin audiencia de la contraparte si el incidente no tiene relación con las pretensiones de las partes o es extemporáneo o previa audiencia de las partes, pero siempre con una decisión judicial. En todo estado de causa, el demandado puede solicitar al tribunal que declare inadmisible la demanda por falta de calidad o interés del demandante, así como por una de los demás causales indicados por el artículo 44 de la Ley 834 del Código de Procedimiento Civil. Estos incidentes, son de derecho y constituyen una garantía del legítimo derecho de defensa, aunque retardan la marcha del proceso, provocan la imposibilidad, del juez emitir el fallo que dirimirá el asunto, de ahí, su importancia. Ahora, para el demandado, contraatacarlos, debe asegurarse, cuales incidentes van con su demanda y ponerse en lugar del demandado, por ejemplo, si usted demanda en cobros de pesos, lo más seguro es que el demandado no acepte la suma adeudada y en consecuencia demande reconvencionalmente o impugne la deuda con otra demanda nueva y luego y en segundo lugar, solicite litispendencia, o fusión de expedientes. Lo importante, que el demandante no sea sorprendido con un incidente y luego dudes en pleno estrado, de cómo combatirlo. Cada incidente, debe: a) ser argumentado tanto de forma como de fondo; b) basado en textos legales y constitucionales; c) tener siempre un sustento o base legal, indicando con propiedad el mismo; d) fundamentarse en doctrinas, leyes o jurisprudencia que le den fuerza legal a su argumento, capaz de incidir en la decisión del juez; e) suficiencia de motivos y expresadas calidad y capacidad para actuar en justicia. Si el demandante sabe esto, solo debe concluir en contra de cada incidendente y de manera separada o individual, es decir una conclusión para cada uno de los incidentes que se presenten. Esto sí, deben, cada conclusión, estar motivadas desde el punto de vista del derecho.

 LIC. MARINO MARRERO B

Leave A Comment
;